+EMOCIONES

+EMOCIONES
PASIÓN POR LAS ARTES

18.4.11

ORQUESTRÍSSIM DE LA MEDITERRÀNIA: EMOTIVO FINAL


Auditori de la Mediterrània

El festival de orquestas jóvenes, Orquestríssim de la Mediterrània, que se ha celebrado durante este mes de abril en el Auditori de la Mediterrània ha ofrecido a los espectadores cuatro conciertos con cuatro orquestas, solistas y dos coros invitados. Así, unos 350 intérpretes han pasado por el escenario del auditorio durante estos cuatro conciertos que acabaron anoche tras dos fines de semana intensos.

Ha sido la Orquestra Simfònica de la Mediterrània –OSM-, dirigida por Joan Espinosa, la que ha cerrado el Orquestríssim de la Mediterrània. Lo ha hecho interpretando un programa bello y delicado con obras de Gabriel Fauré y una pavana de Maurice Ravel. En esta actuación ha destacado la interpretación del Réquiem de Fauré con el coro Orfeón Cantabile, que dirige Carlos Catalá. Así, unos 120 intérpretes, coro, orquesta, arpa y órgano, han hecho una fiel versión de la misa de réquiem de Fauré, considerada como una de las más hermosas. Interpretación muy aplaudida, lo que dio paso a dos bises muy emotivos con coro y orquesta: Cántico de Jean Racine, también de Fauré, dirigido por Catalá y una escena del Réquiem de Fauré, dirigida por Espinosa.

El sábado 16 de abril, ha actuado la Orquesta Filarmónica de la Universidad de Alicante con su director titular Mihnea Ignat tocando un programa con dos grandes obras: Sinfonía número 6 de Beethoven, Pastoral, y el famoso Concierto para violín y orquesta de Tchaikovsky en el que ha intervenido como solista el violinista Erzhan Kulibaev.

Ha sido este violinista de 24 años, con un violín Stradivarius, el que ha puesto en pie al público con bravos y exclamaciones elogiosas. El concierto de Tchaikovsky es uno de los más difíciles para un violinista desde el primer movimiento y añade el reto de solos absolutos de violín en los siguientes movimientos. Los aplausos que recibió Kulibaev hicieron que éste interpretase dos bises sin orquesta entre un silencio absoluto por la prodigiosidad de su interpretación; así tocó fuera de programa, dos dificilísimas adaptaciones para violín: Recuerdos de la Alhambra de Tárrega y Legend of the Dombra de Mendygaliev.

Este joven intérprete nacido en Kazajstán procede del Centro Superior de Música Reina Sofía, ha conseguido premios internacionales y ha participado en numerosos conciertos en Europa donde ha sido muy elogiado. El violín Stradivarius de 1722 con el que toca Erzhan Kulibaev ha sido cedido por la Fundación Maggini con sede en Suiza por su extraordinario talento musical.

El Orquestríssim de la Mediterrània ha ofrecido también las actuaciones de la Joven Orquesta Sinfónica de Valladolid, dirigida por Ernesto Monsalve, con la participación de la Coral del Vinalopó y la pianista Laura Muñoz. Ha abierto este novedoso ciclo la Orquesta Sinfónica José Perpiñán, de Segorbe, dirigida por Daniel Gómez Asensio, con el pianista Salvador García Raro y el tenor David Montolío.

Los programas de las cuatro orquestas que han participado en este festival, organizado por el Auditori de la Mediterrània y la OSM, han incluido piezas de gran dificultad técnica de autores de diferentes siglos y países que el numeroso público asistente ha apreciado y aplaudido.

1 comentario:

Auditori Mediterrània dijo...

El gran concierto de la OMS con coro, solistas, arpa y órgano, dirigidos por Joan Espinosa, ofrecido en el Auditori de la Mediterrània como cierre del Orquestríssim se ofrece de nuevo esta noche en Benissa a las 21.30 horas en una sala llamada Taller de Ivars.